Speaking, working
Noticias

Speaking, working

Si no entiendes lo que hemos escrito encima, puede que tengas un problema a la hora de buscar un empleo. Tal y como refleja un estudio de Adecco, una de cada tres empresas solicita que sus futuros trabajadores cuenten con, al menos, una lengua extranjera, con lo que aquellos que tienen conocimientos en idiomas tienen más posibilidades de encontrar un trabajo. En Andalucía, el 28,9 por ciento de las ofertas de empleo del pasado año solicitaban una lengua extranjera, situándose por debajo de la media española, que está en un 32,8 por ciento.

Pongámonos en situación. Estamos buscando un empleo y hay tres ofertas en la oficina del INEM. Una de ellas exige un idioma para poder presentarse en el proceso de selección para el puesto. Ésto nos puede parecer un poco exagerado, pero es la realidad de hoy en día tal y como revela el estudio de Adecco.

La demanda de los idiomas para los trabajos cada vez es mayor y en casi todos los sectores. Así, en 2013 la demanda de idiomas en las solicitudes de empleo estaba en el 31,8 por ciento en España, mientras que el pasado 2014 se situó en el 32,8 por ciento, o lo que es lo mismo, casi una de cada tres ofertas de trabajo que se ofrecen requieren al menos un idioma.

En Andalucía la demanda de idiomas, al contrario de lo que pueda parecer por ser una comunidad muy enfocada en torno al turismo, está por debajo de la media española. Concretamente está en el 28,9 por ciento, además descendiendo con respecto a 2013, cuando el porcentaje estaba en un 29,4 por ciento.

Por comunidades, la que más demanda idiomas es Cataluña, donde el 44,4 por ciento de las ofertas de empleo van asociadas a algún idioma extranjero. País Vasco, Madrid, Navarra y Galicia son las regiones donde se supera la media española, mientras que Cantabria, Extremadura y La Rioja son las comunidades en las que la demanda es menor.

En cuanto a los idiomas que se solicitan en la selección de personal, el 89,5 por ciento de las ofertas de empleo que exigían un idioma extranjero en España en el año 2014 indican la necesidad de desenvolverse en inglés, el 7,4 solicitaba francés, el 7,3 solicitaba alemán, y el 10 por ciento exigía otro idioma. En Andalucía la demanda de inglés no superó el 82,7 por ciento por debajo de la media española, francés el 5,7 por ciento y alemán el 7 por ciento.

Algunas de las demandas de empleo con idiomas suelen estar más relacionadas con el ámbito geográfico que con el puesto a realizar. Así, de esta manera, en la zona norte de España se solicita más el francés que en el sur y en zonas colindantes con Portugal, y sobre todo Galicia, exigen el portugués para las pruebas de selección.

Destaca en estas cifras también el aumento de la solicitud de alemán, ya que mientras que en 2011 sólo se exigía en el 4,9 por ciento de las ofertas que requerían lengua extranjera, esa cifra ahora se eleva al 7,3 por ciento. Esta cifra aumenta exponencialmente en zonas turísticas de gran calado por los alemanes como son Baleares y Canarias. Además, un 8,1 por ciento de esas ofertas de empleo también solicita idiomas menos comunes, como es el ruso, el chino, o el árabe.

Como es lógico, los trabajos que pertenecen a sectores con mayor internacionalización suelen requerir más idiomas. Aquellos puestos que vayan a estar expuestos a comunicaciones con otras partes del mundo, obviamente requerirán el idioma necesario para poder desarrollar ese trabajo. Así, si una multinacional con sede, por ejemplo, en Alemania, necesitará para poder realizar los pedidos de piezas o materiales, la comunicación entre sedes, e incluso la puesta en marcha de nuevas líneas, de personal lo suficientemente ágil en el idioma como para poder hacerlo sin errores y de manera eficiente. Lo mismo ocurre en otro sector tan característico español como es el turismo. Cada vez más los hoteles, bares, cafeterías y restaurantes buscan que todo su personal pueda ser capaz de comunicarse con la clientela para ofrecer el mejor servicio posible.

Por estos motivos, el primero de los sectores que destaca en la solicitud de idiomas en sus procesos de selección es el de las telecomunicaciones, en el que el 41,3 por ciento de los puestos de trabajo exigen otro idioma. Además, es el sector que más aumenta en la demanda ya que supera el año anterior por un 2,3 por ciento.

El segundo de los sectores es el de la sanidad, con un 40,2 por ciento de las demandas de idiomas, el mismo porcentaje que el año pasado. Le sigue recursos energéticos, con un 39,5 por ciento aumentando en un 1,1 por ciento.

El sector que a priori siempre parece que es el que más idiomas solicita, hostelería y turismo, se encuentra en el cuarto puesto con el 37 por ciento, seguido de consultoría general con un 36,2.

La lengua más demandada en todos es el inglés, aunque en las ofertas de hostelería, turismo, distribución mayorista y minorista, y consultoría, las cifras se disparan hasta superar el 94 por ciento.

El sector donde más destacan tanto el francés como el alemán es en la hostelería y turismo, mientras que las lenguas más minoritarias aumentan su demanda en sanidad.

Hay que tener en cuenta que no todos los puestos de una empresa pueden exigir idiomas por mucho que sea internacional o destinada a la atención de turistas o extranjeros.

En general, el requerimiento de idiomas aumenta a medida que ascendemos en la categoría laboral del candidato. ¿Esto qué significa? Que mientras las ofertas destinadas a empleados reflejan este requisito en el 21,8 de los casos, la proporción va aumentando en la demanda de técnicos hasta el 35 por ciento, y mando, en un 37,7 por ciento, hasta llegar a los mandos directivos, en los que se exige un idioma en el 52,2 de los puestos de trabajo disponibles. En estos puestos, aunque el inglés sigue siendo el más demandado, va abriéndose paso el alemán.

Además, las áreas funcionales que más reclaman el conocimiento de idiomas en sus vacantes son marketing y comunicación, con un 40,7 por ciento, administración de empresas, con un 39,8 por ciento, compras, logística y transporte, con un 39,3 por ciento, y recursos humanos, con el 33,8 por ciento.

Separándolos por puestos, el inglés es más demandado en el campo del marketing con el 93 por ciento de las ofertas con idiomas, mientras que el francés destaca en ingeniería y producción, con el 8,1 por ciento, y el alemán en calidad, investigación y desarrollo, prevención de riesgos laborales y medioambiente, con un 8,5 por ciento de dichas demandas de empleo.

Hay que tener en cuenta que decir en el currículum que tenemos un nivel de idiomas que en realidad no alcanzamos no es suficiente para conseguir un puesto de trabajo. Muchas veces la necesidad de esta habilidad lingüística hace que las mismas entrevistas sean en el idioma requerido, permitiendo al equipo de recursos humanos conocer de primera mano si el nivel es el necesario para hacer frente al puesto laboral.

Para poder alcanzar realmente los niveles necesarios para pasar las entrevistas y las selecciones de personal, cada vez hay más demandantes de empleo y trabajadores que se apuntan a aprender, y eso es algo que se ha notado bastante en las academias de idiomas. Así, desde Antequera English Academy nos indican que el aumento de los estudiantes de idiomas ha sido exponencial, ya que en los últimos 8 años han pasado de tener 40 alumnos a 500.

El primer punto necesario es conocer el nivel de idiomas que se posee. Para ello hemos habilitado unos cuadros en los que se explica de manera breve los referentes para idiomas más utilizados, y que son también los niveles de valoración de academias y de la Escuela de Idiomas.

Según Amelia Chacón, de Antequera English Academy, el tiempo que se tarda en adquirir los conocimientos necesarios para acceder a un puesto de trabajo depende “del nivel previo que tenga”, aunque hay que destacar que a los nuevos licenciados se les exige que tengan, por lo menos, el nivel B2 para conseguir la titulación. Por este motivo, según afirma Chacón, cada vez la demanda de empleo requiere más conocimientos.

El C1, el nivel más alto, cuenta en la actualidad en Antequera English Academy con 2 grupos, unas 16 personas; mientras que para obtener el B1 hay más de 200 alumnos en edades comprendidas entre los 16 años y los 50, lo que deja ver el interés de personas fuera de edad escolar por aprender idiomas, muchos de ellos para conseguir o mejorar su puesto de trabajo.

En cuanto a los perfiles profesionales de los alumnos, Chacón afirma que los perfiles ahora son muy variados, ya que “hay parados, trabajadores de todos los sectores, jubilados, amas de casa… hoy en día todo el mundo quiere aprender inglés”.

Las pruebas que se realizan para valorar el nivel de idiomas son de comprensión oral, comprensión escrita, escritura, y conversación, y es bueno indicar en el currículum cada una de estas opciones en caso de optar a un puesto de trabajo con exigencias de idiomas.

Es verdad que es en la niñez cuando más fácil es aprender un idioma, y por eso las academias como Antequera English Academy cuentan con alumnos desde los tres años.

Hoy en día, con internet, la facilidad que hay para acceder a textos y videos en otros idiomas, con academias y cursos es más sencillo aprender idiomas, y ya que la demanda cada vez es mayor, contamos con una sociedad que se implica más en el aprendizaje de lenguas extranjeras.

This time, we will be finishing this article in the same language we begun. We just want to wish you good luck, and to never stop learning, even if it is with the final lines we wrote just here. And yes, as journalist, we are also required to speak in English.

¡Comparte esta noticia!

Turismo nacional: vacaciones más económicas

¿Más sueldo? ¿O más felicidad laboral?