“El secreto del éxito está en el trabajo, la ilusión, y la constancia”
Noticias

“El secreto del éxito está en el trabajo, la ilusión, y la constancia”

La Antequerana se está convirtiendo en sinónimo de innovación y calidad. Si el año pasado entraban en el mercado las mantecadas Isabela, este año es el Polvorón de Pistacho el que está revolucionando el mercado. Con apenas 3 años dentro del Grupo San Roque Antequera, la empresa está empezando una línea de expansión con la apertura de la tienda de Málaga, y su gerente, Juan Paradas, nos recibe para analizar el futuro de la empresa.

- ¿Por qué decidió abrir una tienda de Málaga teniendo una en Antequera y otra online?

- La apertura en Málaga se decidió porque consideramos que es la línea que la marca La Antequerana quiere iniciar para distribuir sus productos. Nuestra idea es abrir tiendas en las capitales de provincia, y entendemos que la primera cuidad en la que tenemos que hacerlo y ver el comportamiento de la clientela era Málaga por la cercanía y por el flujo de turistas que tiene la capital hoy en día. Los clientes malagueños también conocen bastante nuestros productos, los aprecian mucho, y por eso creo que es el sitio más idóneo para iniciar esta actividad.

- ¿Siguen con los planes de cerrar esa tienda cuando termine la campaña navideña?

- En principio está previsto que la cerremos el 6 de enero, pero la empresa, viendo los resultados que estamos teniendo, se está planteando buscar un local con las dimensiones adecuadas para intentar montar una cafetería de La Antequerana igual que la de Antequera en el centro de Málaga. No sabemos aún en que calle, pero sí es verdad que no sólo queremos poner tiendas, queremos que hayan cafeterías de La Antequerana en las capitales de provincia, que podamos ir abriendo franquicias porque entendemos que es un modelo muy exportable como franquicia y un negocio muy apreciado por el público al que le gusta un ambiente relajado, tranquilo, sin humos, con buena iluminación y unos productos de primerísima calidad como son los de La Antequerana.

- ¿Están preparando ya la fórmula para convertir La Antequerana en franquicia?

- En principio lo que hemos hecho es que hemos registrado la marca de La Antequerana 1888 en las diferentes clases que se puedan registrar para hacerlo franquicia. Ya el negocio de la tienda se separó del obrador de mantecados hace un año, y lleva otra organización que nos permite ver los resultados de la tienda separada de la actividad del PEAN.

- La Antequerana está destacando por la innovación. ¿Cree que es necesario para la empresa?

- Sí, y no solo en La Antequerana, gerento un grupo de empresas y llevamos en el ADN la innovación de nuestros productos. Me rodeo de gente innovadora, y nos gusta dar una vuelta más a lo que ya tenemos en todos los sentidos. Hemos revolucionado la fabricación de mollete, hemos incorporado la robótica en la producción sin perder la esencia del producto en sí. Tenemos mollete que dura freso más tiempo y con los mismos ingredientes que hace 15 años, hemos colocado el mollete para que sea desayuno típico pero en toda España. Hemos sido los primeros en envasar el producto para que el cliente lo pudiera comprar con todas las medidas de higiene. Introdujimos el código de barras, el ploteado, y el señalizado de nuestros productos, en 1999 fuimos la primera empresa en España en vender pan a través de internet.

En los piquitos hemos sido los innovadores, y fabricamos una cantidad gigantesca diariamente con formatos de 142 gramos, 38 gramos, 30 gramos, 15 gramos para hostelería, y además en el formato de piquito largo. Con el piquito integral no dejamos de recibir felicitaciones de los consumidores de toda España. Tenemos carpetas llenas de correos de gente que nos felicita por el producto, en el que nos dicen que es un pico al que le gusta todo el mundo, sin grasas saturadas solo los ingredientes esenciales y con una aceptación muy buena.

- Este año la novedad principal es el Polvorón de Pistacho. ¿Cómo ha sido el proceso hasta que lo han creado?

- El año pasado hicimos como novedad la Isabela, una mantecada exquisita con una calidad excepcional sin colorantes ni mejorantes ni químicos ni nada. El resultado fue excelente y al final conseguimos un producto que tuvo, y esta teniendo de nuevo este año, una aceptación espectacular. Este año queríamos sacar otro producto relacionado con el polvorón, del que tenemos tres variedades de la familia, el de canela, el de canela y almendra,  y uno que se creó que sólo elaboramos no-sotros, que es el de piñón, el abanderado de nuestros polvorones, el más exclusivo que teníamos hasta ahora.

Se hicieron pruebas con bastantes frutos secos, pero el que más llamó la atención y el que más gustó a los que participaron en la producción fue el de pistacho.

Actualmente hemos agotado las existencias. Hemos vendido lo que esperábamos en esta campaña, y estamos en una tercera tanda de producción y con una continua demanda, que nos está sacando bastante de nuestras previsiones.

- Este año los frutos secos han sufrido un aumento de los precios. ¿Cómo se va a enfrentar La Antequerana a esta subida de los costes?

- Lo tenemos muy claro; nuestros clientes no se pueden sentir engañados por La Antequerana, tenemos que mantener el listón muy alto, donde lo tenemos.

Tenemos muy clara la cantidad de frutos secos que tiene que llevar cada producto, y no vamos a bajar ni un solo gramo de ese producto por muy caro que esté. Intentaremos soportar la subida si es mínima, y si es alta, como la avellana, que ha duplicado su precio, tendremos que actualizar el precio final. Nuestros clientes pueden estar tranquilos porque si un producto el año pasado llevaba un 28 por ciento de avellana, este año vuelve a llevar un 28 por ciento de avellana. Y además, todo lo que compramos es de la calidad superior en tamaño y calidad, aunque sea para luego triturarlos nosotros. No bajamos ni un ápice.

- ¿Prevén este año un aumento en las ventas?

- Si. Nosotros venimos arrastrando un aumento desde que La Antequerana se unió al Grupo San Roque Antequera de entre un 10 y un 12 por ciento anualmente.

Este año, con la incorporación de la tienda de Málaga, más los clientes que ya teníamos, más los nuevos que se han podido hacer en las diferentes ferias nacionales e internacionales a las que hemos asistido, pensamos que podríamos acabar el año entre un 20 y un 25 por ciento por encima del año anterior, con lo que garantizamos la continuidad de la empresa.

- ¿Y esperan un aumento en la producción?

- Teníamos previsto producir esta campaña en torno a los 250.000 kilos, que comparado con otras firmas son cantidades pequeñas, pero nuestro objetivo más allá de los kilos es mantener a nuestros clientes, mantener la calidad, y aumentar poco a poco siempre poniendo como prioridad la calidad de nuestros productos.

Este año podríamos terminar la campaña con una producción en torno a los 325.000 kilos, pero son unas previsiones que pueden variar porque aún es muy pronto y es la primera vez que tenemos la tienda de Málaga, con lo que es complicado hacer las cuentas ahora mismo.

- ¿Cómo ve la empresa dentro de unos años?

- Soy muy extremista, lo veo todo muy positivo. Hemos hecho inversiones muy importantes en plena crisis, siendo una de las más importantes la adquisición de la tienda de La Antequerana de calle Merecillas, en la que hemos realizado una inversión muy fuerte para que hoy esté como está. Además hemos invertido mucho en marketing y en la presentación de los productos. Soy una persona muy optimista y confío que en 10 años seamos un grupo de gran importancia y de referencia en Andalucía.

- Desde su puesto como empresario ya consagrado, ¿cómo ve a los nuevos emprendedores?

- Los nuevos emprendedores tienen la posibilidad de innovar y de desarrollar la idea que tengan para su negocio, pero creo que es muy difícil llevarla a cabo. La administración más que ayudar te pone un pie encima, ya que todo son inconvenientes, permisos, más dinero… Hay muy poco apoyo por parte de la administración, menos de los bancos, y esa es una asignatura pendiente, facilitar que se plasme la idea y no hacer que se lleven la idea de nuestros jóvenes andaluces a otras comunidades o fuera del país, donde realmente sí se apoya la creación de nuevas empresas.

- ¿Qué consejo le daría a un emprendedor que empieza ahora su andadura?

- Que tenga constancia, ilusión, y que se olviden de la suerte, porque la suerte la inventó alguien a quien no le funcionaba nada. El secreto del éxito está en el trabajo, en la ilusión, y la constancia. Hay que mantener la ilusión como el primer día, y aunque vengan momentos malos, hay que tener la capacidad de aguantar. Todo lleva su tiempo, y con la ilusión y la constancia llega su fruto, el éxito.

¡Comparte esta noticia!

Negocity, uno de los parques empresariales más modernos de Andalucía

“El autónomo no es solo un epígrafe para declarar a Hacienda, el autónomo es una forma de ser”