“El autónomo no es solo un epígrafe para declarar a Hacienda, el autónomo es una forma de ser”
Noticias

“El autónomo no es solo un epígrafe para declarar a Hacienda, el autónomo es una forma de ser”

La empresa Jamones Torres Trujillo ubicada en Sierra de Yeguas se ha convertido en un referente en la distribución de jamones, quesos y embutidos ibéricos llegando incluso a cinco provincias andaluzas. La distribución de productos artesanos y de altísima calidad es lo que les ha permitido conseguir más de 800 clientes en estos 17 años desde que empezara su andadura. Su gerente, Antonio Torres, nos cuenta a Clave Económica, la evolución del negocio y de este exquisito producto, el jamón.

- ¿Cuáles fueron sus inicios en el mundo laboral?

- Cuando terminé mis estudios, que compaginaba trabajando con mi padre en el campo, estuve durante una campaña en la cooperativa de verdeo de Sierra de Yeguas en el año 1996. Luego un familiar que se dedicaba a los jamones me ofreció la representación de una casa de jamones y empecé con un coche, con la lista de precios hecha a bolígrafo y a venderlos por aquí por mi pueblo, tenía entonces 20 años.

- ¿Cuándo y por qué decide ser empresario?

- Vi que la representación de esa casa de jamones, de mucha calidad, tuvo bastante aceptación y pensé que si se vendía aquí en Sierra de Yeguas podía venderlo en cualquier otro pueblo, y así empecé yo solo en 1998. Comencé repartiendo con un turismo y ya más adelante me pude comprar una furgoneta. Posteriormente me compré otra y contraté a mi hermano que comenzó a repartir conmigo en 2005. Al principio estábamos en un local de 60 metros cuadrados y después compré un solar e hice una nave de 200 metros cuadrados, donde actualmente tengo mi almacén.

Yo he sido siempre muy independiente, no me ha gustado que me mande nadie, ni mandar, pero si había que elegir prefería ser yo el que mandara.

- ¿Qué distribuye Jamones Torres Trujillo?

- Cuando comenzamos solo distribuíamos jamones blancos, luego al introducirme más en el mercado, fuí comprando quesos y embutidos ibéricos y me adentré en el mundo del jamón ibérico. Es un mercado mucho más complicado, que requiere mayor inversión y más riesgo. Actualmente trabajamos con más de 500 referencias de productos en la empresa, todas de primerísima calidad. Contamos con diferentes tipos de quesos, jamones, embutidos ibéricos en distintos formatos, aunque distribuimos también chacina artesana del pueblo y de toda esta zona.

Aquí solo distribuimos calidad, tenemos todo tipo de jamón desde el serrano hasta el ibérico de Huelva, de Guijuelo, del Valle de los Pedroches, hasta el queso de Toledo, Zamora, León, Manchego... La selección de los mejores productos es algo muy personal pero siempre buscando el producto artesano de mayor calidad. Vendemos productos que no suelen vender todo el mundo, esa es la fuerza de nuestra empresa y lo que nos diferencia del resto.

- ¿Cuál es el ámbito de actuación de Jamones TorresTrujillo?

- Distribuimos en cinco provincias de Andalucía, Málaga, Sevilla, Córdoba, Granada y Cádiz, llegando a más de 40 pueblos. En estos 17 años que llevamos funcionando hemos alcanzado una cartera de más de 800 clientes. Vendemos a particulares, pero estamos especializados en la distribución a bares, restaurantes, supermercados y catering de bodas.

- ¿Diciembre es su época más fuerte del año?

- Diciembre es nuestro mes más fuerte de trabajo, aunque nosotros la campaña de Navidad la preparamos con mucha antelación, es otra de nuestras señas de calidad. En junio ya empezamos nosotros la campaña y apartamos los jamones en fábrica. Esto nos garantiza los mejores productos de calidad con una adecuada curación. En estas fechas se suele dejar para el final y te encuentras con jamones crudos sin el tiempo adecuado de curación; eso en Jamones Torres Trujillo no pasa. Estudiamos las ventas de la campaña pasada y cada año, gracias a Dios hacemos una reserva algo mayor que la anterior. En junio aparté unas 1.000 piezas de jamón ibérico y unas 2.000 de jamón blanco y ya las tengo prácticamente todas vendidas. Ten en cuenta que para nosotros, esta campaña de facturación de entre octubre a diciembre supone un 60 por ciento de nuestras ventas de todo el año. Tenemos que ser previsores y garantizar a nuestros clientes la máxima calidad y la mejor atención.

- ¿Cómo seleccionan los mejores productos para distribuir?

- Vamos a ferias de alimentación como por ejemplo la Feria del Jamón de Extremadura o la Feria del Queso en Valladolid donde se concentra lo mejor de cada casa, vamos probando y comparando y aquellos productos que más nos gustan los distribuimos nosotros.

- ¿Se han metido en el mundo de la fabricación propia también?

- Desde febrero de 2014 hemos comenzado a fabricar, estamos sacando una partida de jamones blancos propia que mandamos a curar a secaderos artesanos de Granada y Almería y la estamos distribuyendo con nuestra propia marca. Ya hemos comercializado más de 400 piezas y están teniendo muy buena aceptación.

- El mundo agroalimentario cuenta con mucha competencia...¿es muy fuerte por esta zona?

- En el sector de la alimentación es donde existe la competencia más brutal de todas. Trabajadores de la construcción y vendedores de jamones creo que son las dos profesiones que más abundan. Pero nosotros estamos especializados en jamón artesano, eso es lo que nos diferencia de la competencia. Nuestro mayor éxito es que allí donde hemos entrado vendiendo un jamón, nunca más han dejado de comprarnos. Esa es nuestra garantía de éxito.

- ¿Volvería a ser empresario?

- Tengo clarísimo que volvería a ser empresario. Hombre si volviera atrás tengo claro que me gustaría ser Camarón o Manolo Caracol pero como eso es muy difícil me conformo con volver a ser empresario. Y seguiría dedicándome a los jamones, me siento un privilegiado porque hago lo que me gusta.

- ¿Cuáles cree que son las ventajas y desventajas de ser autónomo?

- Como ventaja principal es que haces lo que quieres, no te manda nadie y eres libre para aceptar pero también para equivocarte. Y desventajas todas, porque estás solo ante el peligro, no tienes a nadie que te ayude, si aciertas ganas tú y si fallas, lo has perdido todo tú. El autónomo no es solo un epígrafe para declarar a Hacienda, el autónomo es una forma de ser.

- ¿Con qué dificultades se ha encontrado en su camino?

- Lo peor son los inicios, estás completamente solo, no te apoya nadie. Es muy difícil, todo a base de dinero y de invertir. Hay una lacra que es donde el autónomo y el pequeño empresario está más desamparado es en el tema de los impagos, te dejan a deber un dinero importante y si no te quiere pagar no te pagan, ni siquiera las leyes pueden impedirlo.

- ¿Qué consejo le daría a aquellos que quieran emprender su propio negocio?

- Lo principal es tener una idea, lo demás viene solo. No hace falta dinero para montar un negocio, lo importante es tener una idea y ser capaz de seguirla y trabajar mucho por ello. No te puedes cansar, la constancia es fundamental. Veo a mucha gente por ahí que se rinden muy pronto, no son constantes y se acaban aburriendo. Yo nunca he pensado en tirar la toalla aunque haya estado muy harto algunas veces.

¡Comparte esta noticia!

Negocity, uno de los parques empresariales más modernos de Andalucía

“En una empresa no existen errores sino nuevas oportunidades de negocio”