“El autónomo es el 4x4 que se adapta a todo y que durante su recorrido no deja de salvar obstáculos”
Noticias

“El autónomo es el 4x4 que se adapta a todo y que durante su recorrido no deja de salvar obstáculos”

Juan Moreno es un empresario antequerano dedicado a la fotografía, su gran pasión, desde que comenzará en el mundo laboral. Un sector que, sin duda, ha experimentado un cambio radical pasando de la antigua fotografía en negativo a la versión digital más moderna. Juan Moreno fotógrafo se ha convertido en un referente en la fotografía social y comercial y nos cuenta a Clave Económica la evolución de su negocio y los cambios que ha ido experimentando a lo largo de estos años.

- ¿Cuáles fueron sus inicios en el mundo laboral?

- Me inicié en la fotografía a través de mi propia experiencia y formándome con cursos y talleres, todo a raíz de mi inquietud por este mundo. Comencé mi andadura profesional en un establecimiento fotográfico de Antequera en 1992, con el revelado en blanco y negro. Años después llegué a asociarme con dicha empresa donde estuve encargado de la fotografía de estudio en general llegando un punto en el que comencé mi camino en solitario, hace aproximadamente 11 años.

- ¿Por qué se dedicó al mundo de la fotografía?

- Empecé como un aficionado más hasta que se convirtió en una forma de vida, aunque es cierto que en aquella época el fotógrafo estaba muy valorado. El sector ha cambiado y evolucionado muchísimo; antes venían los clientes y los asesorabas, les ayudabas y enseñabas el funcionamiento de las cámaras de carrete, las diferentes sensibilidades, los programas, lentes, accesorios… y, cómo no, me apasionaban las novedades que había en el mercado, era todo muy diferente. En aquellos años recuerdo que le preguntaba a los clientes incluso donde iban a viajar, si querían fotos de interior o exterior para aconsejarle cómo debían hacer mejor sus fotografías.

- ¿Qué ofrece Juan Moreno Estudio?

- Trato de seguir una línea en la fotografía, profesionalizándome más. Realizamos fotografía para todo tipo de eventos, reportajes de bodas, bautizos, comuniones, estudio, book juvenil, interiorismo, ponencias, presentaciones, reuniones y creciendo cada vez más en el trabajo de orlas de colegios y guarderías, tanto en Antequera como en otras localidades o provincias. Para mí cualquier fotografía es importante; así, por ejemplo, a una simple foto de carnet le hago tratamiento de imagen para que el resultado sea óptimo, ofreciendo un precio competitivo y beneficiando al cliente. Hemos trabajado para empresas sin importar la ubicación de la misma como Oticon, Repsol, Hebe... y en el último tiempo realizando trabajos para empresas y tiendas online como DeAntequera.es, Solilla Anaya, etc. He realizado reportajes de interiorismo para publicaciones, desde postales a guías de museos, trabajos específicos de seguimientos en restauraciones de edificios, iglesias como la de San Pedro, el efectuado al chapitel de San Sebastián, piezas, cuadros, el dorado del Angelote de nuestra ciudad; reportajes específicos monográficos en libros y específicos como el de Andrés de Carvajal o Antonio del Castillo. Hace tiempo realicé el último estudio en profundidad efectuado en los Dólmenes, trabajo muy interesante, se utilizaron las fotografías de los ortostatos y macrofotografías para la infografía que se hizo de la construcción de los mismos, un trabajo más complejo pero muy satisfactorio.

- ¿Cómo ha ido adaptando sus servicios a la demanda del mercado?

- Si algo nos caracteriza es la adaptación a las necesidades del cliente, personalizamos el trabajo a la demanda y buscando siempre los mejores recursos del mercado actual.

- ¿Cómo ha evolucionado el mundo de la fotografía?

- Ha evolucionado muchísimo, no tiene nada que ver lo que es a lo que era. Se ha pasado del negativo y poder hacer de 24 a 36 fotos o realizar el revelado pasando por todos los líquidos donde veías el proceso completo de fotografías en blanco y negro, a la libertad de creación sin fronteras del digital. Si querías quitar imperfecciones debías utilizar filtros para difuminar, o filtros creativos para dar el efecto deseado a la foto; hoy tenemos herramientas evolucionadas que ayudan a realizar esa tarea que antes era más “artesanal” y el fotógrafo transcurre la mayor parte del tiempo sentado delante de un ordenador donde toda la creatividad e imaginación vuela. Hoy en día también realizamos cualquier tipo de montaje, personalizamos cualquier objeto con las fotografías del cliente como lienzos, cojines, llaveros, tazas, relojes, bolsos, monederos, fundas de móvil, parchís... Se abre así un abanico de posibilidades infinitas en tu trabajo.

- ¿Qué le diferencia de la competencia?

- Intento satisfacer al cliente de la mejor manera, realizando lo que quiera o necesita a un precio adaptado al bolsillo del mismo y entregando nuestros trabajos, cuando el cliente así lo quiere, en papel fotográfico. Somos establecimiento asociado a la cadena Fotoprix, www.fotoprixcom, donde tenemos una tienda on line de cámaras y productos personalizados con continuas ofertas en revelado de fotografía, donde el cliente hace el pedido y cómodamente lo recoge en nuestro establecimiento, así el cliente puede montar sus propios álbumes digitales personalizados al cien por cien, al igual que la empresa en álbumes digitales Hoffman, donde el cliente hace su pedido y con tan sólo poner nuestro número de tienda, tiene todas las ventajas y ofertas de Hofmann. Siempre intentamos tener todas las facilidades y tecnología, incluso trabajamos con drones, para la comodidad y necesidad del cliente.

- ¿Cómo le ha afectado las nuevas tecnologías que existen en el mercado?

- Uno de los mayores daños al mundo de la fotografía con las nuevas tecnologías es el “intrusismo”, sin olvidar la cantidad de herramientas que nos ofrecen, tanto para poder trabajar con más fluidez y rapidez en el envío de pruebas o trabajos a cualquier parte. Es una ventaja el que realice reportajes y una vez finalizado el cliente puede hacer las correcciones que vea oportunas sobre la marcha. Hay un aspecto positivo también de las nuevas tecnologías y es que hoy en día todo el mundo tiene “cámara de fotos”, no como las que hemos conocido, las integradas en los móviles que le dan la opción al cliente de que pueda revelar a un precio realmente económico. No es raro ver parejas hacer pedidos de más de 500 fotos, o aprovechar las ofertas que hay de gente joven para regalos o despedidas de amigos,etc. Antes no todo el mundo disponía de una cámara y revelar era mucho más caro un carrete de 24 o 36 fotografías duraba más tiempo en la cámara y ahora en un viaje corto de fin de semana hacemos unas 800 fotos.

Estoy convencido de que va a haber una “generación perdida”, ya me ha pasado el caso de una clienta que justo antes de revelar las fotos del móvil de nacimiento de su hijo, le robaron el teléfono y perdió todos sus recuerdos. Acostumbramos a realizar muchísimas fotos, las guardamos pero casi nunca las llegamos a imprimir y hay que pensar que finalmente pueden perderse... Y aunque es un consejo general, no me quejo de la cantidad de clientes que tenemos tantos físicos como on-line que aprovechan las promociones para revelar.

- ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser empresario?

- La principal ventaja de ser empresario es la libertad de poder trabajar en lo que te gusta, el contacto con la gente, con otros compañeros… y la desventaja es lo que ya todos sabemos: trabajar horas y horas sin contabilizarlas, sacrificar un poco tu vida personal y familiar, menos vacaciones…

- ¿Qué consejo le daría a aquellos que quieran iniciar un negocio?

- No soy nadie para dar consejos, siempre me gusta hablar con la gente y debatir e intercambiar opiniones. Lo único que podría decirles es que hagan un buen planteamiento, con miras al futuro, con la proyección y viabilidad lo más cercanas a la realidad que puedan tener ese negocio y, sobre todo, que le pongan muchas ganas, ilusión y esfuerzo.

- ¿Volvería a ser empresario?

- El autónomo hoy día es el 4x4 que se adapta a todo y que durante su recorrido no deja de salvar obstáculos. Sería bueno primero ser autónomo, conocer las dificultades que conlleva una empresa y también los buenos momentos que se tienen, echar más horas que un reloj, saber solventar los avatares que se ponen en el camino… se aprende mucho. Y después, lo genial sería que ese autónomo se pusiera a trabajar por cuenta ajena; sin duda, sería un trabajador muy resolutivo y sabría cuidar mucho y bien a la empresa y a su puesto de trabajo y valorar y aprovechar el tiempo libre para disfrutar de la familia, de las aficiones y de la vida en general …lógicamente no deja de ser una opinión muy personal.

¡Comparte esta noticia!

Negocity, uno de los parques empresariales más modernos de Andalucía

“Las empresas deben hacer un uso responsable de sus datos, cualquier filtración puede ocasionar graves problemas”