La producción oleícola en la Comarca de Antequera vuelve a superar las 60.000 toneladas
Noticias

La producción oleícola en la Comarca de Antequera vuelve a superar las 60.000 toneladas

A pesar de que no fue hasta el final de la recolección cuando llegaron las lluvias, la producción de aceite de oliva ha terminado por alcanzar un nivel que se equipara a las media de los últimos años. En concreto, en toda la provincia la campaña se ha cerrado con 75.500 toneladas, de las que en torno a 80% salen de almazaras de la Comarca de Antequera.

Esta cantidad supone un incremento de más del 35% respecto a la campaña anterior  y recupera el nivel de 2016, cuando se superaron las 73.000 toneladas. Aún se está lejos aún de los 94.000 toneladas que se alcanzaron en 2012 en toda la provincia, cifra muy pocas veces vista antes; sin embargo, en el sector esperan que la cantidad alcanzada continúe creciendo en próximas campañas, si se mantiene la pluviometría vista en los últimos meses.

Las lluvias permitieron la recuperación de unos terrenos muy secos y unos olivos necesitados de agua, lo que también ha influido en un mejor rendimiento de la aceituna. Y es que, cuando en la pasada campaña por cada 100 kilos de frutose rondaba los 19 kilos, en la que acaba de finalizar esta cifra ha ascendido hasta los 23 kilos de aceite “de calidad buena”, como apunta a Clave Económica el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido.

 

Más olivos plantados

Además de la meteorología, la expansión del olivar también es otro de los factores que ha contribuido a una mayor producción. La baja rentabilidad del cereal en los últimos años, sumado a un incremento del precio del aceite, pasando en cuatro años de no llegar a los 2 euros el litro a rondar los 4 euros, ha provocado que sean cada vez más los agricultores que apuesten por el cultivo del olivo.

Y a ello hay que sumar, que no son pocas las explotaciones que llevan tiempo apostando por modelos de agricultura intensiva y superintensiva, para un mayor aprovechamiento del terreno. El objetivo es mantener una rentabilidad que haga que merezca la pena apostar por el olivar, máxime si se tiene en en cuenta que cada vez son más los países que están producción aceite de lo oliva. Por lo tanto, una mayor oferta provocará que siga descendiendo el litro de aceite que en la actualidad ronda los 2,7 euros el litro.

En este sentido, Bellido apuesta por “agruparse en estructuras comerciales” que permitan frenar los altibajos de los precios del mercado, “para que no haya ningún sobresalto ni para los productores ni para el consumidor”. También seguir trabajando para potenciar las exportaciones de aceite de oliva, dado que “el consumo interior está estancado”.

 

Buscar ser diferente

Expertos como Juan Vilar Hernández, consultor estratégico en agroalimentación, abogan por una diferenciación del olivar para poder competir con zumos de aceitunas extranjeros. Mimar la producción para alcanzar la excelencia en la calidad en el aceite que llega al mercado es uno de los aspectos en los se trabaja. Como apunta Bellido, muchas explotaciones se están renovando y modernizando, pero esto también implica un mayor coste de la recolección. Por lo tanto, o se incrementa la producción intensificando las plantaciones o se busca esa diferenciación que aporte un valor añadido y así se pueda elevar el precio del producto que se vendo, por ejemplo, distinguiendo con denominaciones como “aceite de sierra”.

¡Comparte esta noticia!

Mejorada la adherencia del firme en la carretera A-7200, entre Archidona y Salinas

CEM y ACIA, de la mano para mejorar la empleabilidad de las empresas de Antequera